Translate

Lo mejor está por llegar

jueves, octubre 28, 2010

La técnica del aburrimiento.

En el enlace que dejo a continuación (http://www.cepvi.com/articulos/perdedor.shtml), puedes leer las características que definen una relación en la que, si te ves identificado, ya sabes que estás en proceso de fuga. La descripción no tiene desperdicio. Cada uno de los detalles te ayudará a encontrar respuesta a tu pregunta sobre si ésa es tu situación.

Personalmente, lo que más aprecio del artículo es la propuesta de aburrir al león. Cuando vivimos con un león llegamos al punto de desear que se canse de nosotros, que busque a otra gacela para que no tengamos que tomar la dura decisión de marcharnos. La mayoría de las veces por las que decidimos eso es porque normalmente no tenemos recursos para huir. Cada día de nuestra relación hemos ido perdiendo uno a uno todos los apoyos que necesitamos para huir: los amigos, el dinero, la familia... Así deseamos que nos deje porque sabemos que si nos dejara por otra persona, le haría facilitarnos la tarea al separar los bienes, al decidir dejarnos. Sabríamos que sería el león el que saldría de casa.

Lo mejor es estar preparados para marcharnos en todo momento. Por eso hablo de "proceso de fuga". De esta manera no tenemos por qué esperar a que sea la otra parte quien se aleje. Podría ser una espera demasiado larga. Sin embargo, veo muy brillante el consejo del artículo de aburrir al león. Segidamente cito el texto en el que se refiere a aburrirle:


Gradualmente vuélvete más aburrido/a, habla menos, comparte menos sentimientos y opiniones. El objetivo es aburrir al perdedor para que afloje el apego emocional y al mismo tiempo no crear una situación que te convirtiese en blanco de su conducta.

Cero estímulos. No te muestres enfadado ni tampoco alegre. Simplemente vegeta a su lado. Respóndele con monosílabos. Evita iniciar conversaciones. Si se enfada contigo por algo no le respondas ni le muestres tus sentimientos. Sé apático... deja que se aburra de ti. Al león le gusta la guerra. Respóndele con banderas blancas.