Translate

Lo mejor está por llegar

También puedes encontrarme en el programa radiofónico "lo Mejor Está por llegar" que se emite en Radio Albolote los Viernes a las 9.30. En este enlace puedes escuchar los programas que ya se han emitido:

jueves, diciembre 09, 2010

Si los leones habitan en tu trabajo, la estrategia es diferente.

De forma reiterada he escrito en mis anteriores artículos que la única estrategia útil ante la violencia de la pareja, es la de salir huyendo, cuando más lejos mejor, y sobre todo a un sitio donde nuestro león no pueda encontrarnos. Siempre invito a saltar al vacío si estamos en el borde de un abismo al que le tenemos miedo. Saltar, siempre saltar.

Pero en el caso del mobbing o maltrato psicológico en el trabajo, la recomendación no es la misma y voy a explicar el motivo.

Los leones en el trabajo, lo son por diversas razones. Una puede ser simplemente que envidian a su gacela porque tienen más éxito social, caen bien a la gente, suelen ser queridos en la empresa, o bien son más eficaces en su trabajo, suelen presentar un trabajo brillante y admirado por los demas.

Otra de las razones que explican el mobbing, sobre todo en el caso de los jefes, es la inseguridad. Muchos jefes que suelen ser inseguros en otras áreas de su vida y creen que para poder ser respetados en sus puestos, deben imponerse mediante una autoridad exagerada. Imponen miedo porque no creen que puedan ejercer la autoridad de otra forma. Suelen gritar y amenazar. Cuando llegan, se hace el silencio.

Hay una tercera razón que es la más peligrosa y es que ejercen una misión: la de conseguir que sus gacelas abandonen su puesto de trabajo. Son contratados específicamente para lograr ese objetivo y son llamados los "personal killers". Ejercen mobbing para ahorrar gastos de despido, ni más ni menos.

En cualquiera de los tres casos, si te marchas de tu trabajo, o te das una baja por depresión, consiguen lo que quieren, demostrar que no servías para el puesto.

Sé que es muy difícil soportar la presión, a fin de cuentas no deja de ser violencia y a veces no se limita a simple agresión verbal sino que además pueden llegar a boicotear tu trabajo.  Te generará aversión al trabajo, ansiedad los domingos y los últimos días de las vacaciones.  Por supuesto deberás medir tu capacidad de aguante y si crees que no podrás aguantar entonces decides tú. Pero si crees que no podrá vencerte, adelante, aguanta y no le dés el gusto a tu león.

Aún así, sea cual sea tu decisión, si quedarte o renunciar, es importante que tengas muy claro que tus habilidades no tienen nada que ver con lo que te ocurre. Ni eres torpe, ni tonto, ni vago... simplemente eres una gacela.

Los límites en nuestra vida los ponemos nosotros, no los demás. No somos idiotas porque un experto en clasificar idiotas nos lo ha dicho. Incluso con un coeficiente de inteligencia bajo, se puede llegar más lejos que otras personas con mayor coeficiente. Habrás oído hablar de Daniel Goleman. Es el que acuñó el término "inteligencia emocional" a algo que ya se conocía en psicología como "habilidades sociales". Goleman afirma que la inteligencia social es a menudo más importante para resolver los problemas que nos acucian diariamente que la inteligencia que conocemos, esa habilidad para resolver otros problemas como los matemáticos.

Una vez tildaron a Henry Ford de no tener cultura y éste, muy hábilmente, decía que no necesitaba tener en su cabeza datos porque siempre tenía a un empleado que le solventaba cualquier duda que le surgiera. ¿Te gustó la película "Tomates verdes fritos"? La autora de la novela era disléxica.

Si tienes dudas, lee este artículo. O este otro. ¿Qué tal éste?

Podemos llegar tan lejos como nos propongamos. Teniendo esta guia siempre presente, cualquier intromisión en nuestras vidas de un león, será un paseo si no altera jamás este principio. Todos los obstáculos pueden salvarse, incluso la falta de fe en nosotros mismos si decidimos apostar por nosotros.

Si alguien pone una valla en tu vida ¿vas a quedarte parado o vas a saltar para que seas tú quien ponga los límites en tu vida? ¿Qué decisión vas a tomar?