Translate

Lo mejor está por llegar

También puedes encontrarme en el programa radiofónico "lo Mejor Está por llegar" que se emite en Radio Albolote los Viernes a las 9.30. En este enlace puedes escuchar los programas que ya se han emitido:

miércoles, diciembre 01, 2010

Algunas consideraciones sobre la fuga

Si, en vez de la palabra "maltrato", recomiendo utilizar el término "estado de fuga", lo que trato de decir es que la solución para no sufrir, la única solución posible, es la de romper la relación. Todo lo que sea aguantar para intentar ayudar a nuestro león para ver si cambia y nuestra vida mejora es tiempo perdido. Nunca cambian porque no creen que sea necesario cambiar. Si te fijas, tú siempre tienes la culpa de todo. Jamás admiten su propia responsabilidad en el sufrimiento que padeces. Que cambie eso es bastante difícil. Puedes darle todo el tiempo que quieras, te aseguro que tu paciencia se acabará antes que llegue su cambio. Así que un día estarás preparada para huir. Recuerda lo que te comenté en aquella ocasión de lo que conviene tener preparado para cuando llegue ese día, de tal manera que no tengas que pensar ni preparar nada porque ya está todo pensado y planeado.

Sin embargo, antes que nada, debo darte algunas advertencias para que la fuga no te suponga ningún problema y te las comento a continuación:

1. Nunca en Caliente: Las fugas en caliente fracasan.  Si tienes una fuerte discusión y haces la maleta deprisa y corriendo se te olvidará el DNI, las zapatillas de casa, el pijama... no tendrás preparado a dónde ir, vagarás por las calles buscando una pensión cargando una maleta y preguntando si te llega el dinero. Te sentirás despojado del calor de casa que, aún siendo un infierno, es el infierno que controlas y conoces. Se te pasará la rabia de la disputa y entonces empezarás a preguntarte si él estará bien, si te buscará, si luego se va a cabrear más si vuelves... No hagas las cosas en caliente. Hazlas en frio, porque de esta manera no tendrás dudas y además no se te olvidará ningún detalle.

2. Infórmate antes de cualquier acción que tomes si decides separarte de tu león. En la época en la que yo me fugué se había ablandado legalmente el tema del abandono del hogar pero endurecido los cambios de cerradura que incluso podían llevar pena de cárcel. Llama al 016 o cualquier teléfono de tu ciudad de información para que te indiquen qué puedes hacer dentro del marco legal actual.

3. No le digas dónde estás ni le anuncies lo que vas a hacer. ¿Te acuerdas de esas historias de familias cuyo padre decía que se marchaba a comprar tabaco y nunca más se sabía de aquél hombre? Eso es lo que tienes que hacer, ir a comprar tabaco. Cuando te vayas, busca un sitio que no conozca y no pueda saber dónde estás, donde no te pueda encontrar. Apaga tu teléfono. Si puedes, cambia el número. No hables con él... flaquearías. Tampoco le avises que tienes intención de irte, jamás. Si lo haces echará por tierra tus intentos. Te hará fracasar. Si guardas dinero para irte y lo descubre, te meterá en algún lío económico para que no puedas contar con ese dinero. Si le dices que vas a casa de un amigo, te arruinará tu amistad con él. Si le avisas de que estarás en casa de tus padres, montará un espectáculo en casa de tus padres. Esto debe ser crónica de una muerte NO anunciada.

Ya sé que este punto es muy difícil de cumplir. Ni yo misma pude cumplirlo. Así que te doy una segunda advertencia: no todas las amenazas con las que te va a asustar, las puede cumplir. Si te dice que te va a dejar sin dinero, que no vas a tener derecho a vuestra casa, que no te va a dar ayuda para los hijos, que te quitará la custodia... eso no lo decide él, lo decide un juez así que no dejes que te asuste.

Si en vez de utilizar la amenza, apela a tu culpabilidad, diciéndote que te necesita, rogándote que no le dejes solo, que se va a morir, que se va a suicidar o cualquier asunto de este estilo, si puedes, corta el teléfono. Incluso aún cuando cumpliera el suicidio, si le cortas el teléfono en mitad de su anuncio de suicidio, él ya sabe que tú no vas a estar en el momento de suidicarse. Las persoans que amenazan con el suicidio y que lo cumplen para manipular a sus parejas, lo hacen cuando saben a ciencia cierta que vás a estar en el momento adecuado. Si no, morirían y no es lo que quieren. Déjale con la duda. Si tiene duda, no ejecutará el suicidio.

Con cada sentimiento de culpabilidad que te castigue, acuérdate de todas las heridas que te ha infringido. Apúntalas en una lista y tenlas visible. Siempre que te sientas culpable, escribe todas las veces que te hizo daño. Eso te ayudará a ser firme.

4. Las asociaciones de ayuda a personas maltratadas están saturadas y debes tener presente esto si vas a iniciar la negociación de divorcio: Que el león no te impongan fechas. Éstas fechas deben estar sujetas al abogado que te puedan asignar los servicios gratuitos si es que no puedes pagarte un abogado.

Todo esto es difícil de pasar pero se pasa, lo digo por experiencia. Y además es menos duro que los años de sufrimiento que cargas sobre tus espaldas así que continúa sin miedo. Es el primer paso a tu libertad.