Translate

Lo mejor está por llegar

sábado, mayo 14, 2011

¿Por qué no podemos fugarnos de casa sabiendo que sufrimos?

Debido a que he estado de mudanza, la falta de tiempo me ha impedido seguir con mi tarea de escribir un artículo semanal pero de nuevo vuelvo a la tarea esperando recuperar mi rutina, aún con la nueva casa llena de cajas.


Precisamente mi mudanza me ha ayudado a pensar sobre lo que hoy quiero escribir.

Desde que salí de las garras del león que yo conocí, he hecho varias mudanzas. Cuando decido que voy a trasladarme, busco un piso, hablo con su dueño y me traslado. Parece fácil y de hecho así lo es. Pero cuando vivía con el león, esa tarea me parecía imposible. Nunca antes había tomado decisiones de traslado por mi cuenta y me aterraba la idea de tener que buscar un piso. Estaba más capacitada para resistir la violencia (porque ya lo había experimentado), mientras que encontrar la forma de vivir sola, me parecía inabordable.


Pero ¿cómo es posible que resultara más difícil buscar un sitio donde vivir que soportar la violencia?

Cuando empezamos a vivir con una persona que ejerce la violencia, al principio, no es violenta, es maravillosa y nos enamoramos ciegamente de ella. Cualquiera puede enamorarse de una persona que nos trata como si fuéramos lo único importane en su vida. Luego, poco a poco, vamos teniendo discusiones aisladas que pasamos por alto porque pensamos que realmente vivimos con un león maravilloso que no nos ha entendido, que se ha equivocado, que ha tenido un momento estresante, que de forma aislada tiene prontos desagradables... pero en el fondo, aunque vemos claros signos de que vivimos con una persona violenta, no queremos ver ese lado de la moneda. Los episodios violentos se repiten con más frecuencia y por motivos realmente absurdos, sin una razón lógica... cuando la vida es un infierno, nos ha dado tiempo a adaptarnos.

Poco a poco, nos acostumbramos a esa situación en la que se alternan fases de continuas disputas, con fases de relativa tranquilidad. Dentro de esas fases de tranquilidad, encontramos algo que no esperamos encontrar: CONFORT.

Fuente de la Foto
El ser humano se adapta al entorno en el vive. Vemos bereberes capaces de vivir en el desierto con igual soltura que los esquimales en el gélido hielo. Nuestra capacidad de adaptación para poder sobrevivir a las inclemencias es asombrosa. Al igual  que nos adaptamos a un paraje inóspito, lo hacemos para una vida de violencia y, al igual que a un esquimal le aterraría vivir en un desierto, todo lo nuevo, como buscar un piso,  nos aterra.

Es un miedo ilógio que, de afrontarlo, nos daría las alas suficientes para poder volar lejos del león. Una vez vencido ese miedo podríamos elegir todos los caminos que se abren ante nosotros.... pero hay que vencer ese miedo.

Hay que vencer ese miedo

No sólo ocurre en una relación de violencia. Ocurre en muchas situaciones de nuestra vida. Por ejemplo, nos da miedo afrontar un trabajo nuevo, montar una empresa, salir del país para buscarnos la vida, nos da miedo hablar en público o conducir el coche la primera vez que nuestro instructor nos invita a coger la autovía.

Una vez que afrontamos el miedo y hacemos lo que tenemos que hacer sin permitir que nos frene dicho miedo, las veces siguientes son fáciles. A mí, ya no me asusta buscar casas nuevas.

Pero ¿cómo afrontamos ese miedo? ¿Cómo llegamos  a esa primera vez?

Nuevamente encontramos respuesta en la PLN o Programación Neurolingüística. Imaginando que lo hacemos una y otra vez en nuestra mente, conseguiremos hacerlo de forma consicente.

Imagínate libre. Imagina que haces la maleta, que sales por la puerta, que encuentras un trabajo y un lugar donde vivir y que hablas con un abogado.

Imagina, imagina a diario. Te parecerá una tontería la propuesta pero cuando imaginamos que lo hacemos, luego nos resulta más fácil hacerlo el día que tenemos valor para hacerlo. Y ten por seguro que llegará ese día... siempre llega el día en que estamos lo suficiente enfadados con el león como para ejecutar lo que durante tanto tiempo hemos imaginado.

¡Imagina!

 

PNL PARA PRINCIPIANTES: INTRODUCCION A LAS TECNICAS Y MODELOS DE LA PROGRAMACION NEUROLINGÜISTICA PARA SACAR LO MEJOR DE UNO MISMO Y DE LOS DEMAS
de CARRION LOPEZ, SALVADOR A.

Descripción del libro publicada en la web de la Casa del libro: El entrenamiento en PNL posibilita el desarrollo de habilidades con las que podemos generar los resultados que nos hayamos propuesto, ya sea en el campo terapéutico, empresarial, personal, laboral de cualquier tipo, coaching y terapia.
Podemos identificar con precisión el proceso de pensamiento interno de otras personas, capacitarlas para nuevos cambios, utilizar las técnicas de modelaje para aprender rápidamente a hacer lo que otros han conseguido realizar con mucho más esfuerzo y dedicación, aprovechar mejor los propios recursos, descubrir y eliminar los impedimentos mentales que interceptan las posibilidades de éxito.
La Programación Neurolingüísticase fundamenta, incorpora y lleva a la práctica diferentes áreas de estudio y aplicación, tales como la cibernética, la lingüistica, neurología, el modelado, teorías de sistemas, del caos y fractales, la sociología, entre otras.
Gracias al modelado (técnica de identificación de patrones o modelos operativos), los desarrolladores de la PNL, fueron capaces de reducir los trabajos y patrones exitosos de los "genios" de la psicoterapia de este siglo, de la sociología, e incluso de la ciencia, arte y mística - Fritz Pers, Virginia Satir, Milton H. Erickson, Gregory Bateson, Albert Einstein, Mozart y M. Gandhi, entre otros-, a patrones específicos accesibles para otras personas. Más tarde, otros investigadores de la PNL, entre los que me cuento, hemos desarrollado e incorporado nuevos modelos que van desde el campo empresarial al literario, del deportivo al espiritual, o del educativo al político.