Translate

Lo mejor está por llegar

También puedes encontrarme en el programa radiofónico "lo Mejor Está por llegar" que se emite en Radio Albolote los Viernes a las 9.30. En este enlace puedes escuchar los programas que ya se han emitido:

jueves, mayo 22, 2014

Los que no se equivocan

Hoy he vuelto a escuchar a una persona decir algo que no escuchaba desde que vivía con el león.  Ese algo es una sentencia tan cerrada y que ofrece tan pocas posibilidades de diálogo que es mejor callar porque no merece la pena gastar ni una gota de esfuerzo en rebatirla. Cuando alguien me dice lo que me han dicho hoy, entonces sé que del pie que cojean están verdaderamente cojos. Sé que no debo hacer comparaciones pero no soy yo quien las hace sino sus propias palabras.

Al león, un día lo encontrabas enfadado y no sabías por qué. Cuando indagabas un poco, te dabas cuenta de que el motivo por el que se enfadaba es porque se había imaginado algo que no era real. Por ejemplo, me acuerdo de una vez que le regalé un "manos libres" cuando no existía bluetooth ni nada por el estilo. Aquel aparato era terrible y no se oía nada. Cada vez que le pedía que me repitiera lo que había dicho, me insultaba a gritos y colgaba el teléfono. No sabía por qué reaccionaba de esa forma hasta que me dí cuenta del motivo por el que se enfadaba. Él se estaba imaginando que cuando no le oía es porque estaba enganchada en internet, chateando con otros y entonces no le prestaba atención. Lo supe con los años, después de haber sufrido mucho a su lado. Por eso recuerdo aquella maldita frase que de sus fauces se escurría constantemente: 

"Yo nunca me equivoco" 

Nunca se equivocaba el tipo. Pero conmigo no podía estar más equivocado. Aseguraba que yo pensaba cosas que nunca había pensado o que tenía intenciones que nunca había tenido. Me castigaba antes de acometer mis supuestos delitos infundado en sospechas irreales en vez de en hechos refutados.

Por ese motivo no creo en las personas que dicen que no se equivocan. Quienes dicen que no se equivocan consideran que su verdad es la única verdad, olvidan sus errores y hacen recordar a los demás una y otra vez sus pocos aciertos. Quienes dicen que no se equivocan suelen hablar en voz alta, convencidos de que lo que dicen es cierto, acusando a las personas que osan contradecirle de ignorantes, de poco conocedores. Los que dicen que se equivocan no crecen intelectualmente porque consideran que no es necesario escuchar a otros o que no es necesario andar sobre sus propios pies. Los que dicen que no se equivocan, nunca ceden. 

Por eso es absurdo rebatirles nada. Creo que se merecen la ignorancia en la que viven y no merece la pena gastar ni una gota de esfuerzo en hacerles entender.  Quienes dicen no equivocarse tienen que vivir en sus errores porque son como ríos, que sólo pueden ir en una dirección.

Pues que sepan los que no se equivocan una cosa:

Yo sí me equivoco.

Cometo errores, fracaso en mis intentos, pregunto lo que ignoro, pido opiniones y todos mis errores me permiten probar todas las opciones. Me equivoco y equivocarse no sólo es un derecho sino que es una suerte. Los errores son los mejores maestros. He aprendido más de mis errores que de mis aciertos y además he aprendido más de mis errores que de los errores ajenos. Y además, me he equivocado tanto que ahora tengo más experiencias que mucha gente de mi edad y tengo más conocimientos de muchas áreas precisamente por mis errores, lo que me ha permitido aplicarlos todos a cualquier situación nueva que me encuentro. Me he equivocado tanto que ahora sé lo que hay que hacer para triunfar.