Translate

Lo mejor está por llegar

También puedes encontrarme en el programa radiofónico "lo Mejor Está por llegar" que se emite en Radio Albolote los Viernes a las 9.30. En este enlace puedes escuchar los programas que ya se han emitido:

sábado, septiembre 25, 2010

Abuso sutil

Es muy dificil saber diferenciar dónde está la violencia cuando las agresiones son sólamente verbales. Detrás de una frase paternal y aparentemente protectora puede esconderse una violencia sutil cuyo resultado final es la ansiedad y el malestar. Por ese motivo puede ser muy difícil discernir lo que es violencia de lo que no lo es pero muchas veces lo sufrimos sin darnos cuenta. En el libro "El secreto para superar el abuso verbal", escrito por Albert Ellis y Marcia Grad Powers, describe el abuso sutil (no sin antes advertir que sus secuelas son nefastas) con estas situaciones:


  • Expresiones desaprobadoras y acusatorias, tales como un rostro exasperado o enfadado, lo cual niega tu pareja, con lo que implica que te imaignas las cosas.
  • Tonos de voz desaprobadores, acusadores o sarcásticos, lo cual niega tu pareja, normalmente afirmando que has oído mal.
  • Comentarios hirientes emitidos con una voz sincera y preocupada.
  • Criticas sobre tu apariencia, las cosas que dices, o la manera en que las dices, que tu pareja argumenta que son por tu propio bien.
  • Comentarios sobre que estás equivocada, eres estúpida, descuidada, inepta o por otra parte corta o incapaz, que tu pareja niega haber querido insinuar o decir en absoluto.
  • Juicios o incluso rechazo sobre la validez de tus idesas, percepciones o sentimientos. Tu pareja insiste en que conoce tus intenciones, pensamientos o sentimientos mejor que tú. Asegura que te conoce mejor de lo que te conoces a ti misma.
  • Te desafia o emite observaciones condescendientes sobre tus opiniones, creencias, elecciones, decisiones, metas, sueños o logros. Tu pareja siempre te exige pruebas antes de creer lo que dices.
  • Insultos, comentarios despectivos u observaciones sarcásticas, que pueden incluir réplicas ácidas o desaires hacia ti, tu familia o amigos, tu trabajo, o las cosas que te gusta hacer. Tu pareja te explica que no quiere insinuar nada sobre ti, no quiere decir lo que piensas que quiere decir, sólo está bromeando, te lo estás imaginando o puede que niegue haber llegado a hacer en absoluto el comentario.
  • Bromas que te rebajan y que tu pareja afirma que te las has tomado mal. Te acusa de ser demasiado sensible y de alterarte en exceso.
  • Comentarios repetidos de que algún otro, siempre -o nunca- hace esto o aquello, queriendo insinuar que la otra persona es mejor que tú. Cuando consigues algo especial, tu pareja no lo ve como algo importante.
  • Conduca insensible o hiriente cuando tú te sientes particularmente vunerable con necesidad de la comprensión y del apoyo de tu compañero.
  • Conducta insensible o hiriente que aurrina tu humor cuando te sientes feliz o excitada o cuando estás celebrando algo especial.
  • Interrupciones de tu pareja cuando conversáis. Te interrumpe, interrumpe tus conversaciones con otras personas, o contesta las preguntas dirigidas a ti.
  • Repeticas acusaciones de que prestas más atención a tus hijos, a otros miembros de la familia o amigos que a él.
Tu pareja también te está sometiendo a un abuso sutil si hace algo de lo siguiente:
  • Altera tus palabras, distorsionando el significado de lo que dices.
  • Dice lo que tiene que decir, después se niega a oír lo que tú tengas que decir.
  • Te ignora o no te responde cuando le haces una pregunta.
  • Te paga con silencios y rechaza que algo esté ocurriendo.
  • Te oculta sus pensamientos y sentimientos.
  • Con frecuencia no aparece en acontecimientos que son importantes para ti, llega tarde, o no viste de la manera adecuada.
  • Espera o desea que estés en casa esperándole incluso cuando no sabe o no dice cuándo llegará.
  • Rompe sus promesas y compromisos contigo: acepta hacer cosas pero no las hace, después afirma que se "olvidó" o te exige que dejes de regañarle por ello.
  • De manera habitual se niega a llevar a cabo pequeñas peticiones que otras personas considerarían razonables. No parará para hacerte un recado (recoger ropa en la tintoería, por ejemplo), cuando estáis pasando cerca de allí. O bien tienes miedo de pedirle que se desvíe de su camino para hacer algo por ti, o crees que no vale la pena la lucha de pedirlo.
  • Por rutina coloca sus desesos y "necesidades" por delante de los tuyos. Insiste en ir donden quiere ir y hacer lo que quiere hacer y espera que vayas con él sin quejarte: incluso si te desagrada intensamente la actividad y no deseas ir. Cuado  por fin va  adonde deseas ir, se las arregla de alguna manera para hacerte lamentar habérselo pedido.
 
¿Te suena todo esto? La identificación del problema es el primer paso para resolver el problema. Si no sabes si vives al lado de un león que utiliza el abuso sutil, pregunta a tu corazón lo siguiente:
 
¿Sientes paz?