Translate

Lo mejor está por llegar

También puedes encontrarme en el programa radiofónico "lo Mejor Está por llegar" que se emite en Radio Albolote los Viernes a las 9.30. En este enlace puedes escuchar los programas que ya se han emitido:

sábado, octubre 02, 2010

¿Por qué no te acuerdas?

De repente surge el conflicto. En un porcentaje importante, suele ser por cualquier cosa de la vida cotidiana: se rompe un vaso, llama alguien por teléfono, algo no se sale bien a tu león (le ponen una multa, o tiene un problema en el trabajo)...  como sabes perfectamente tú eres la que va a pagar los platos rotos.

Empieza a gritar o a insultar, o a utilizar ese sarcasmo doliente que tan bien se le da. Tú evitas porque sabes cómo va a acabar todo esto, pero él insiste. A veces huyes de la estancia, pero te persigue... quiere lío, tiene ganas de enfadarse contigo y te prueba, te dice cosas dolientes hasta que encuentra una en la que respondes... por fin lo ha conseguido.

Si te muestras enfadada, el león tratará de estar por encima de ti en su escalada de violencia. Si le respondes, te gritará más fuerte, si te callas, te insistirá hasta que saltes... es una encerrona de la que no se suele salir con soltura por muy inteligente que seas.

Cuando acaba la bronca, y ya ha llegado demasiado lejos en sus insultos, en sus amenazas o incluso en los límites físicos, entonces llega el silencio. Te echará la culpa y en vez de pedirte perdón, se mostrará "compasivo" contigo diciéndote que por esta vez te perdona... a menos que te vea muy segura de que tú no has hecho nada y será él quien te pida perdón para desarmarte y que bajes de nuevo la guardia.

Mientras eso sucede, mientras él consigue desarmarte de una u otra forma, tú revisas y revisas la discusión para tratar de encontrar qué fue lo que despertó la chispa, qué fue lo que te hizo nuevamente perder el control y entrar en su dinámica de guerra, por qué no pudiste salir airosa de la bronca, por qué no lo pudiste evitar. Quieres saber por qué perdiste el control, qué fue lo que te dijo para enfadarte tanto o por qué no pudiste frenar al león. Tratas de revisar las frases, el órden del diálogo absurdo que os llevó tan lejos y ¿te has dado cuenta de que no lo recuerdas? Eres incapaz de recrear la discusión, de pensar con claridad, de ordenar tus pensamientos. Tienes lagunas en tu memoria insalvables.

¿Sabes que eso no es casual?

Cuando entras en conflicto con el león, generas adrenalina. Es la sustancia que invade nuestro cuerpo cuando nos vemos en una situación de peligro. Acelera el corazón, dilata la pupila, aumenta el ritmo cardíaco, aumenta la respiración y entre otros efectos, corta la conexión de la memoria a corto plazo con la memoria a largo. Todo lo que sucede en ese momento, no se almacena o se almacena con deficiencias, por eso no te acuerdas. El motivo es porque tu cuerpo se prepara para el enfrentamiento, debe reaccionar rápido, por eso a veces no controlas la situación porque no hay un pensamiento detrás de sus actos que lo sostenga. Simplemente te defiendes como puedes.

Puesto que estas situaciones se repiten continuamente, las gacelas vivimos en una situación de estrés continuo que no nos deja pensar con claridad. Solemos tener pensamientos obsesivos sobre lo ocurrido. Desarrollamos problemas cardíacos y a veces acabamos enfermando de cosas más serias, como el cáncer.

Piensa en esto, porque si tienes problemas de memoria, es que generas demasiada adrenalina... eso puede ser una respuesta clara a tus preguntas.