Translate

Lo mejor está por llegar

viernes, octubre 08, 2010

¿Por qué consiguen sacarte de quicio?

Tienen una habilidad muy especial para volverte loco. La razón es porque saben utilizar los resortes para conseguir enfadarte o hacerte sentir mal. Nunca he dicho que los leones tean tontos por ser malos. Muchos tienen habilidades extraordinarias para tocar las teclas de tu estabilidad.
A veces insultan y agreden pero hay veces que formulan frases con palabras ausentes de agresividad y sin embargo están ordenadas de una forma que duelen. Saben hacer daño en lo sutil y en lo brusco.

Es su especialidad. Son expertos. Un mercenario sabe utilizar un cuchillo o una escopeta.  De la misma forma, un ser humano que ha vivido en su pellejo la agresividad y que ha aprendido a ejercerla, es un experto. Vives con un especialista que ha estado toda su vida ejerciendo todo tipo de violencia y sabe cómo activar un mecanismo que consigue hacerlo funcionar y tú desconoces sus tretas.
Reaccionas mal, y cuando has salido de tus casillas es cuando te trata de demostrar que tú eres la violenta y la agresiva y por tanto la que debe ser juzgada. Es uno de los recursos más destructivos que tienen y saben utilizarlo muy bien.

Es posible que decidas que no vas a permitir que te afecte... pero realmente insisten hasta que encuentran tu punto débil. Lo hacen de una forma espontánea, como el que aprende a conducir, que al principio se siente agobiado por todos los botones y palancas que tiene que controlar pero que con el tiempo, lo hace sin pestañear.

Cualquier camino que utilices, además te llevará a aumentar el conflicto. Si te defiendes, te atacará con más violencia. Si procuras no defenderte para evitar el conflicto... insistirá hasta que te ponga frenético. No he encontrado solución todavía a esta tensión tan difícil de manejar pero sí que es conveniente que seas consciente de que es su naturaleza, de que está buscando conflicto y de que no debes entrar en el juego. Forma parte de su naturaleza. Imagina que hay una cúpula que te cubre y que todas las agresiones que te vienen de fuera, rebotan sobre esa cúpula sin dañarte. Créala psicológicamente, genera esa cúpula indestructible. La manera de hacerlo es la de entender que hay un área de libertad dentro de ti en la que por mucho que agreda, pegue, grite, insulte, o utilice esas agresiones sutiles, ese león no puede entrar. En ese área tú eres poderoso. Cuando te ocurra, piensa en ese área... al menos hasta que encuentre la solución.