Translate

Lo mejor está por llegar

lunes, febrero 07, 2011

La bañera y el beso

Hace mucho tiempo, cuando vivía con mi león, mi padre me describió el "estado de fuga" de una forma que jamás podría explicarla mejor. Estas fueron sus palabras:


(Tu león) "te mete la cabeza en una bañera y cuando estás apunto de ahogarte, te saca la cabeza y te da un beso".


Me pareció la mejor descripción para poder entender este proceso. Los hombres y mujeres que vivimos con un león, siempre tenemos la cabeza dentro del agua, aguantamos la respiración, sentimos que nos ahogamos pero cuando estamos a punto de perder el aliento (a punto de romper la relación, a punto de tomar una decisión, a punto de revelarnos contra nuestra situación), nuestra pareja nos saca la cabeza de la bañera y nos da un beso (nos regala algo muy importante para nosotros desde un simple ramo de flores hasta un coche o cede en algo por lo que hemos peleado mucho tiempo, cede cuando ya es demasiado tarde y hemos sacrificado demasiadas cosas o nos ha hecho demasiado daño). Es un beso estratégico que nos impide recordar el dolor del pasado y por tanto nos reblandece a la hora de tomar esa decisión. Nos hace dudar y la duda es la peor de las parálisis.


Cuando mi padre me dijo aquello sentí un alivio maravilloso. Por primera vez alguien entendía por qué las personas que sufrimos la compañía con un león, dudamos tanto y en momentos de "asfixia" huimos y en el momento del beso, volvemos. La mayoría de la gente es incapaz de entenderlo.


Tengo una buenísima noticia: Aunque no lo creas, aunque tengas que vivir cientos de besos que te hagan dudar, al final se sale, se toma la determinación, a veces por motivos tontos que colman el vaso, que completan la asfixia... y un día coges y te marchas y ya no vuelves más y a partir de ese momento se acabaron la bañera y el beso y entiendes lo maravilloso que puede ser el oxígeno.