Translate

Lo mejor está por llegar

También puedes encontrarme en el programa radiofónico "lo Mejor Está por llegar" que se emite en Radio Albolote los Viernes a las 9.30. En este enlace puedes escuchar los programas que ya se han emitido:

domingo, marzo 13, 2011

Mentir a un león es útil y necesario

La sinceridad y la lealtad son valores básicos e imprescindibles en una relación sana. Si no podemos fiarnos de la persona que amamos, no podemos tener una relación tranquila, sin quebraderos de cabeza y no puede durar una relación así. Confiar es una condición básica para amar. Así que recomendar la mentira parece una locura cuando se trata de una relación entre dos personas.

Pero no estamos hablando de una relación entre dos personas. Estamos hablando en una relación entre un león y una gacela. El león miente, por supuesto y desconfía gratuitamente, castiga por lo que imagina, impone normas que sólo son aplicables a las gacelas y que inclumple impunemente, no respeta la integridad de su gacela, ni la psicológica y a veces ni la física. No se preocupa por las necesidades de sus gacelas y si puede anula sus derechos para tenerlas controladas. Utilizando el mismo símil con la naturaleza, un león se dirige e las gacelas más débiles y las inutiliza mordiéndolas en el cuello hasta que se rinden. Eso hacen nuestros leones humanos con sus gacelas.

En una relación de este tipo, mentir y traicionar es un método de defensa que recomiendo arduamente porque cuando alguien juega sucio con nosotros, nosotros no podemos limitarnos a jugar limpio. Si jugamos limpio, perdemos. Pero no me estoy refiriendo con ello a que nos comportamos como ellos. No necesitamos utilizar sus recursos sino aprobar los nuestros como válidos.


Hemos de dejar aparcada la lealtad. Es necesario para poder planear una fuga eficaz. Necesitarás alimentar la relación con tus mejores amigos para después pedirle ayuda. Necesitarás hablar con tu familia y tendrás que disimular ante el león de todo lo que has hecho a sus espaldas. Tendrás que esconder dinero u objetos necesarios. Tendrás que acumular pruebas si algún día decides denunciar.Tendrás que buscarte una fuente de financiación si él no te deja. Tendrás que hacerle creer que tiene razón para que se sienta relajado. Necesitarás actuar a sus espaldas y no puedes permitirte el lujo de poner en tela de juicio lo que estás haciendo. Te sentirás culpable, eso no lo podrás evitar, pero tienes que entender que lo que moralemente consideras como deleznable, ahora no te sirve. Podrás volver a tu moral cuando tu situación no sea tan frustrante ni sufras tanto pero ahora aplicar la moral a un acto de supervivencia, es contraproducente. La moral sólo te sirve para apretar más tus grilletes.

Para conseguir la libertad, no sólo tienes que librarte de tu león sino también de tus ataduras morales. Cuestiona sus normas, cuestiona sus juicios sobre tu comportamiento, cuestiona aquello con lo que te culpabiliza, cuestiona lo que según él, debes hacer para no enfadarle y actúa a sus espaldas para alcanzar tu libertad.

¡Miente! ¡Es útil!