Translate

Lo mejor está por llegar

También puedes encontrarme en el programa radiofónico "lo Mejor Está por llegar" que se emite en Radio Albolote los Viernes a las 9.30. En este enlace puedes escuchar los programas que ya se han emitido:

domingo, septiembre 18, 2011

Si los demás dicen que es león y tú lo dudas, hay guias

Siempre dudamos, siempre. Creemos que no es violencia lo que estamos sufriendo pero que tampoco es "normal" lo que nos pasa. Cuando hablamos con alquien que creemos experto, le hacemos un listado de anécdotas para que nos haga un diagnóstico e incluso si nos dice con claridad que vivimos con un león, seguimos dudando, preguntando a otros supuestos expertos. Cuando alguien nos dice rotundamente que estamos viviendo un "estado de fuga", no le creemos. Nos parece una persona radical con convicciones erróneas sobre la complejidad de nuestra relación. No podemos poner nombres a nuestro sufrimiento porque si los ponemos, entonces tenemos que hacer algo al respecto y eso es lo verdaderamente difícil.
Esta duda no la tienen nunca los que no viven con leones. Cuando tenemos a alguien bueno a nuestro lado, jamás nos preguntamos si es mala persona. Sabemos que es buena persona. Puede tener otros inconvenientes estas relaciones (falta de compromiso, falta de energía, falta de cariño...) pero sabemos a ciencia cierta que vivimos con una buena persona. En cambio, cuando un león rige nuestra vida, todo son dudas: a veces se porta mal, a veces se porta demasiado bien, a veces me quiere, a veces le odio....

Quizá podríamos definir a los leones precisamente por la duda. Es una opción aunque yo siempre trato de simplificar todas las dudas en una sola pregunta: ¿eres feliz? Y como esa pregunta es muy fácil de contestar, ya no es necesario saber si el hombre o la mujer con el/la que vivimos es o no un león. Realmente da igual. Lo importante es que no somos felices y si es así ¿para qué alargar la agonía?

Cabría pensar que simplificar todas las dudas con la única pregunta de si somos felices, tiene el inconveniente de que esta simplificación nos llevaría a meter todas las situaciones en el mismo saco: una depresión, una adicción, soledad... Realmente todas esas preguntas se resuelven de la misma forma: si no eres feliz con tu presente, haz algo para cambiarlo. No necesitas ponerle etiquetas, eso que lo hagan los demás, tu tarea es cambiarlo.

Aún así, creo que tengo respuesta para las siguientes dudas:

Fuente de la foto
¿Es león o sólo celoso? Da igual, la consecuencia de ambas realidades es tu sufrimiento.
¿Es buena persona con mal carácter o una mala persona con momentos caritativos? Te aseguro que las buenas personas procuran no tener mal carácter, intentan controlar sus malos momentos, hay líneas del respeto que jamás cruzan y suelen tener piedad con el dolor ajeno.
¿Va a cambiar? Los leones no creen que tengan que cambiar algo. Piensan que los problemas los tienes tú y que eres tú quien tiene que cambiar.
¿Mejorarán las cosas si voy a un psicólogo? Un psicólogo te ayudará a tener perspectivas diferententes de tu realidad, pero tu realidad será siempre la misma y la única forma de salir de ella, es saliendo realmente de ella.
¿Debo darle otra oportunidad? Las oportunidades te las tienes que dar a ti mism@, intentar ser feliz con otra persona con quien tengas libertad para salir a donde quieras, hablar con quien quieras y hacer lo que quieras sin ser tachad@ de traidor/a.
¿Es culpa mía? En una relación sana, nunca se habla de culpas.
¿Se va a arrepentir? Los leones utilizan el arrepentimiento como una herramienta de manipulación pero nunca se arrepienten sinceramente porque siempre acusan a sus parejas de ser los culpables de lo que pasa entre ellos. Se arrepienten cuando se han excedido tanto, que corren el riesgo de que sus parejas tomen una decisión drástica. Sus frases de arrepentimiento suelen ser parecidas a ésta: "yo no quería hacer lo que me has obligado a hacer".

Todas estas dudas, y muchas más que me encuentro por el camino, suelen tener un miedo detrás que, lamentablemente, no es una duda de la gacela sino una falsa certeza. Las gacelas piensan que si rompen sus relaciones se van a encontrar con soledad y vacío y nada más lejos de la realidad.

Lo que aparece después de una relación como ésta, primero es un duelo relativamente corto y depués, años de libertad y fortaleza. La sensación es como la del que lleva mucho tiempo cargando una piedra enorme y de repente la suelta.... y esa sensación permanece en el tiempo.

Ayer escuché una frase que me encantó y que quiero que la conviertas en tu lema:

Para entrar en el palacio hay que atravesar el foso.

¡Atraviesa tu foso, gacela! Cualquier futuro es mejor que tu presente.