Translate

Lo mejor está por llegar

sábado, febrero 04, 2012

¿Te llama idiota? ¡Mejor para ti!


Tienen esa odiosa manía de insultarte continuamente, especialmente delante de terceros para que te sientas pequeñ@ como una semilla y tú decides que lo consigue. Si tú león te contara que algunos elefantes tienen las orejas tan grandes que vuelan con ellos, no te lo creerías porque sabes que no es posible sin embargo, cuando habla de ti, de tus habilidades y tus capacidades entonces piensas que puede tener razón y a veces te contradice en lo que tú siempre tenías claro.

Aún desconozco si esa odiosa manía  de los leones de ridiculizar a las gacelas o intentar convencerlas de que no sirven para nada es un acto consciente y planeado o bien es un hábito que han aprendido y que repiten siendo conscientes sólo de parte del potencial de esa diabólica técnica. Las gacelas nos pasamos media vida intentando entender a los leones pero la realidad es que son infranqueables y no deberíamos hacernos estas preguntas sino sólo sabernos conscientes de lo que sus efectos provocan en nosotros.

Fuente de la foto
En la película “El color púrpura” que describe como ninguna el infierno del “estado de fuga”, en el momento en que Celie se fugaba de casa, él le digo estas palabras:

Eres pobre. Eres negra. Eres mujer. No eres nada.

Los leones sacan el diccionario más cruel cuando pierden el control sobre sus gacelas. A veces lo utilizan para convencer a las gacelas de que sin ellos no podrán sobrevivir y de esta manera las tienen cosidas a su lomo. También utilizan el insulto para ridiculizar a las gacelas delante de terceros porque esa es la forma que tienen los leones de sentirse mejor que las gacelas. Piensan que haciendo pequeños a los demás ellos se sentirán grandes.

Pero ¿sabes qué? ¡Que te viene genial que piense así!

Ya lo sé, lo ideal sería que estuvieras con una persona que no te hiciera tanto daño, que no te insultara, que cada vez que emprendieras algo te apoyara, te diera ánimos, te viera capaz de todo, realzara tus virtudes…
Eso es lo que hacen las personas que aman de verdad pero tú no estás con una persona que ama de verdad, tú estás con una persona que es incapaz de amarse a sí misma y que para sentirse mejor te muerde en el cuello.
En vez de amarte, se dedica a sacarte defectos que no existen y llevarlos a la extenuante repetición para que un día dudes y te digas a ti mism@:

¿Será verdad? ¿Tendrá razón?

Sabes que no es verdad. Tú sabes perfectamente cuáles son tus virtudes y cuáles son tus defectos. Sabes que antes de conocerle tenías muy claras muchas cosas de ti mism@  que el león te ha puesto en duda tantas veces que ahora tienes un lío tremendo pero lo tenías claro antes. El te llama egoísta y tú sabes que no lo eres, no te considerabas egoísta antes de conocerle pero como le contradices a veces, como no satisfaces todos sus efímeros caprichos, entonces te has convertido en una persona egoísta.

Vuelve atrás en tu vida. Recoge todas las creencias que tenías sobre ti mism@ antes de conocer a tu león y vuelve a creer en ellas pero no gastes energía en intentar que tu león cambie de opinión sobre ti porque no lo va a hacer, no le interesa hacerlo porque entonces PIERDE EL CONTROL. Sin embargo te viene genial que te subestime.

Te viene genial que crea que eres inútil, que no sabes hacer nada sin tu león, que eres torpe, estúpid@, ignorante…. Todo esto te viene genial que lo piense. No le contradigas, no te enfoques en demostrarle que se equivoca porque sabes que se equivoca y que necesita pensar que no eres nada para sentirse alguien. Deja que las cosas sean así, dale la razón.

Cuando le das la razón, tu león se relaja y así es como necesitas que esté: relajado. De esta manera, cuando te fugues de casa, le sorprenderá todo lo que la gacela torpe ha conseguido. El factor sorpresa es fundamental.

Querida gacela: escribo esta blog para convencerte de que vives con un león que no desea ni va a desear nunca dejar de ser león y que, en consecuencia, el objetivo que hay que cumplir para ser feliz y vivir sin sufrimiento es alejarse de ese león. No se va a producir ningún cambio en él. No es que sea imposible. Claro que podría cambiar. Pero sí es imposible que desee hacerlo y tú tienes una vida muy corta y te toca disfrutarla. Por eso el objetivo es la fuga y en una fuga, el factor sorpresa es muy importante. Por eso te digo siempre que prepares una fuga a sus espaldas, en secreto, sin que se entere, que ahorres dinero para cuando te veas fuerte para huir y que tengas preparados todos tus papeles (matrimonio, hipotecas, libro de familia…) que, aunque no vayas a irte, pienses todos los días en lo que necesitas para el caso hipotético de que tengas que irte y que lo vayas preparando poco a poco. El objetivo de esta blog es que prepares tu fuga porque un día te verás con fuerza y lo harás.

En consecuencia, déjale que piense que eres torpe. Llegará un momento en que se sorprenderá de lo torpe que ha sido él. Recuerda en esa escena de Celie subida en el coche a punto de marcharse lejos de su carcelero.

Un día, tú serás Celie subida en el coche.